Articles


La nueva variedad es parte de la seguridad y soberanía alimentaria del país y en ese marco la investigación buscó, principalmente tener un producto de alto rendimiento, que se pueda cosechar hasta cuatro veces al año, de buen peso, atractiva en color para la cocina, que guarde todas las características de vitaminas y minerales y que el productor pueda, al tener semilla certificada, pueda incrementar sus rendimientos y que se traduzca en mayores ingresos económicos para su familia, detalló la autoridad.
Los investigadores del INIAF trabajaron con los productores de Capinota en sus mismas parcelas durante ocho años, probando e intercambiando varios tipos de beterragas, para que los mismos productores evalúen el trabajo y sean testigos de la evolución de las investigaciones.

Posteriormente y después de ocho años de lograron liberar está variedad, que frente a las beterragas importadas “tiene mejor comportamiento, cuando se pisa al cosechar no se daña, al tener como padres a be4terragas criollas, puede resistir a las heladas o a la falta de agua y se pùede cosechar hasta cuatro veces al año, que en dinero significa un crecimiento significativo para nuestras familias dedicadas a las hortalizas”, dijo Seledonio Jora productor de la región.

El pasado año, Capinota fue declarada por el municipio como la primera región productora de hortalizas. Cochabamba aporta al mercado nacional el 90 por ciento de las hortalizas a nivel nacional y el Centro Nacional de Producción de Semillas de Hortalizas, dependiente del INIAF aporta con el 12 por ciento de semillas certificadas de hortalizas.

En Bolivia, anualmente se producen aproximadamente 2.400 hectáreas de hortalizas, en los que los productos más importantes de la dieta a nivel nacional son la cebolla, zanahoria, tomate, lechuga, zapallo y la beterraga; la producción de esta hortaliza alcanza las 3.241 toneladas en una superficie de 651 hectáreas con un rendimiento promedio de 5 toneladas por hectárea, según datos del INE de 2008.

Los científicos del INIAF han logrado, en los dos últimos años, ofrecer al mercado nacional, una nueva variedad de papa denominada “Marcela”, la cebolla “Globosa”, la zanahoria Altiplano, ahora la beterraga Caperucita.

Junto a la cooperación japonesa (JICA) se subieron los rendimientos de arroz en seis veces, en el norte paceño. Están en puertas la liberación de una variedad de caña de azúcar, dos híbridos y una variedad de maíz duro y una variedad de trigo harinero.

Galeria de fotos: 

El director del INIAF, Lucio Tito y los productores de la zona cosechan la variedad de beterraga “Caperucita” 

Foto izquierda. La responsable del INIAF Cochabamba, Sara Paez, hace uso de la palabra en la tercera Feria de la Semilla de Hortalizas
Foto derecha. Las autoridades inician la Tercera Feria en la población de Playa Ancha

Foto izquierda. La presentación de la variedad Caperucita y sus diferentes aplicaciones
Foto derecha. La productoras de la nueva variedad preparan el producto para la exposición

Foto izquierda. La explicación técnica del investigador del INIAF, Hans Mercado
Foto derecha. La Caperucita expuesta en la misma parcela de los productores

Foto izquierda. La semilla de la Caperucita fue puesta a disposición de los productores
Foto derecha. La beterraga fue expuesta para en conocimiento de los asistentes a la tercera Feria de las semillas de Hortalizas

Los visitantes disfrutaron y degustaron de los diferentes productos en base a beterraga, producto que guarda todos los beneficios de vitaminas y proteínas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Additional information